El Cardo Mariano y la Silimarina: Un seguro para tu hígado

cardo mariano

El cardo mariano es un suplemento bastante desconocido y con propiedades muy sorprendentes. En realidad, tampoco me gusta referirme a él como suplemento ya que no es como el resto de «super-productos» que verás sponsorizados por todas partes por culturistas de élite, prometiéndote resultados casi inmediatos. Ese es el verdadero lado oscuro de la industria del fitness.

Sin embargo el cardo mariano es un producto bastante discreto, no mucha gente lo conoce, y si es la primera vez que oyes hablar de él, hoy voy a presentártelo.

Cardo Mariano: El origen

El cardo mariano es una planta con un origen místico y que, según se cuenta, adquirió sus propiedades tan provechosas durante un pasaje bíblico. Al margen de la historia religiosa, la sabia de esta planta se ha estado utilizando desde los antiguos griegos y romanos, tanto para fines terapéuticos como alimenticios.

Las sustancias más importantes que se obtienen a partir del cardo mariano son la silibina pero sobre todo la silimarina que han demostrado en muchas ocasiones su gran capacidad para proteger al hígado e incluso se dice que ayuda a incrementar el flujo lácteo en las mujeres a la hora de amamantar a sus hijos.

El hígado y la silimarina

El hígado es un punto clave de nuestro organismo. No nos podemos permitir el lujo de menospreciarlo ya que sus funciones son vitales para nuestra supervivencia. Algunas de sus funciones son la descomposición de sustancias químicas, la síntesis de proteínas y la limpieza y desintoxicación del organismo.

Además, también tiene un papel importante en el desarrollo físico ya que la hormona de crecimiento se metaboliza o degrada en el hígado y a partir de ella se producen los factores de crecimiento y el IGF-1 entre otras hormonas necesarias para desarrollar masa muscular. Cuando el hígado no está en buenas condiciones, pierde su capacidad para eliminar sustancias nocivas en nuestro cuerpo, y para realizar la síntesis de proteínas, glucógeno y hormonas.

La silimarina por su parte, ha demostrado funcionar como un potente antioxidante, estabilizar las membranas celulares, ayudar en los procesos de desintoxicación del hígado, regenerar tejido hepático e incluso inhibir el crecimiento de algunos tipos de cáncer (estudio).

La silimarina también se utiliza actualmente como antídoto contra ciertos agentes que dañan el hígado como algunas setas y otras sustancias químicas ya que su utilización impide que las sustancias venenosas penetren en el interior de las células y al favorecer la regeneración del tejido hepático, se forman nuevos hepatocitos, que son las células sanas del hígado, haciendo la desintoxicación de estas sustancias más fácil para nuestro organismo.

La suplementación con cardo mariano puede ser de mucha utilidad cuando se consume alcohol por su efecto desintoxicante. Si no lo has hecho ya, te recomiendo descargar totalmente GRATIS la guía sobre el consumo de alcohol y el fitness para que aprendas a manejar el alcohol correctamente y que no interfiera en tus objetivos físicos.

El Cardo Mariano contra las enfermedades

Como has visto, el cardo mariano tiene muchos beneficios para el funcionamiento de nuestro hígado y tiene unas propiedades fantásticas que podemos utilizar a nuestro favor.

Sin embargo, no hay que olvidar que se trata de una planta, un producto natural que si bien puede tener muchos efectos positivos en nuestro organismo, no puede sustituir a tratamientos médicos si hablamos de enfermedades diagnosticadas.

En este estudio se concluyó que la silimarina no afectó a la supervivencia de personas alcohólicas con cirrosis hepática. Sin embargo este otro estudio sugiere que la silimarina sí que puede ser de utilidad en la terapia contra la cirrosis, aunque no sustituirla.

En otras enfermedades como la hepatitis, el hígado graso o los trastornos de la vesícula biliar, el cardo mariano ha demostrado tener una utilidad preventiva (no curativa) y ser de gran utilidad para sanar dichas enfermedades y reducir la acción de algunos tipos de cáncer (fuente).

Además, si todo esto te parece poco llamativo, te diré que el cardo mariano también protege los riñones, el pancreas, tiene efectos preventivos contra la hemólisis y aumenta los neurotransmisores del cerebro protegiendo contra enfermedades como el Alzheimer (estudio).

Dosis y últimas consideraciones

El extracto del cardo mariano se ha utilizado de forma segura incluso en poblaciones como embarazadas, niños y adultos mayores de 75 años y no ha habido efectos tóxicos en dosis de hasta 1200 mg diarios. Sin embargo, algunos investigadores no recomiendan altas dosis de silimarina en pacientes que están en proceso de quimioterapia ya que la silimarina puede interferir en ella.

En la mayoría de estudios clínicos cantidades desde 160 hasta 600 mg  divididos en 3 tomas diarias parece ser la dosis ideal.

Puede que el cardo mariano no sea el suplemento definitivo y puede que jamás lo veas de anunciar en un Arnold Classic pero no se puede dudar de sus beneficios tanto en el hígado como en otros órganos de nuestro cuerpo y es que, todo lo que mejore el funcionamiento de nuestro organismo por dentro, repercutirá en lo que se ve por fuera.

4 comentarios en “El Cardo Mariano y la Silimarina: Un seguro para tu hígado”

    • Yo no vendo este producto, pero no es un producto especial ni exclusivo de España. Seguro que en cualquier herbolario de EEUU podrás encontrarlo. No necesitas que te lo envíen desde España ni desde cualquier otro sitio. Saludos!

      Responder

Deja un comentario

¡Enfréntate a un reto!

Más del 80% de los participantes suspenden este test ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

You have Successfully Subscribed!