91. Contar calorías: Ventajas e Inconvenientes

¿Contar calorías sí? ¿Contar calorías no? Esa es la pregunta del millón seguramente te estés haciendo.

Y como todo en esta vida, contar calorías tiene sus ventajas y sus inconvenientes, que tendrás que analizar para ver si te merece la pena vivir contando calorías. Así que, vamos a comenzar por la cara buena.

Ventajas de contar calorías

1 Tu composición corporal depende esencialmente de las calorías

Esto es así. Las calorías importan y no hay más vuelta de hoja.

Si cuentas calorías, serás capaz de saber si estás yendo por el camino correcto, o si por el contrario, te estás equivocando. Y eso te da poder de decisión.

2 Aprendes rápido a estimar las calorías

Conforme ganas experiencia contando calorías, te haces más bueno en estimar el contenido calórico de un plato.

¿Y esto para qué es bueno?

Pues para saber cuánto comes en los restaurantes, o incluso para finalmente dejar de contar calorías, una vez que sepas estimar a ojo cuanta cantidad de comida estás ingiriendo.

3 Te hace ser más consciente de lo que comes

La mayoría de la población subestima las calorías que ingiere.

Si te dicen que consumen 1.800 kcals, lo más probable es que estén consumiendo cerca de 2.400.

Por eso, contar calorías es un baño de realidad brutal, para saber cuánto realmente estás comiendo.

Inconvenientes de contar calorías

1 Requiere mucho trabajo

Contar calorías no es tan fácil como suena. Estar continuamente registrando datos en un móvil después de cada comida es muy agotador.

Nadie debería pasarse sus días introduciendo datos en un ordenador. No eres un analista de datos de la CIA.

2 Es muy difícil ser preciso

Las aplicaciones móviles que sirven para registrar las calorías tienen unos márgenes de error bastante importantes.

Pero no solo eso, los propios alimentos cambian su composición calórica dependiendo de varios factores, como el tiempo de maduración, la luz a la que se ha expuesto, el contenido en agua etc.

No se puede ser perfecto contando calorías. Aunque lo intentes con todas tus fuerzas o aunque se lo pidas a los Reyes Magos. Es imposible.

3 La obsesión por las calorías te impide ver otras cosas importantes

El número de calorías es importante, pero la procedencia de esas calorías sigue siendo vital.

No es justo comparar un bol de avena con una caja de galletas, aunque su contenido calórico sea idéntico. Simplemente no se puede.

Me parece que fue en el libro de Chris Aceto, Championship Bodybuilding, donde decía lo siguiente:

El número de calorías determina cuanto ganas o cuanto pierdes, pero de lo que estén compuestas esas calorías, determina qué es lo que ganas y qué es lo que pierdes.

4 ¿Sabes realmente cuántas calorías necesitas?

Aunque se pudiera ser perfecto contando calorías (que ya hemos visto que no se puede), ¿Por qué tienes que llegar hasta ese número? ¿De dónde han salido esas calorías «objetivo»?

Seguramente hayan salido de alguna fórmula tipo Harris-Benedict o Katch McArdle ¿Y qué son esas fórmulas? Simples números sobre un papel.

Ninguna fórmula del mundo puede determinar las calorías exactas que necesitas. Pero aunque así fuera, nuestros requisitos calóricos cambian cada día.

Además, nuestro cuerpo se adapta a las calorías que introducimos en él, de tal forma que si comemos más calorías, gastamos más calorías. Y también al revés, si comemos menos acabamos gastando menos.

Es como tu sueldo, si te lo suben, también aumentan tus gastos, porque quizás te compres un coche más nuevo, o te vayas de vacaciones a un sitio más caro. Y si te lo bajan o te despiden, entonces tendrás que reducir tus gastos. Lo que es apretarse el cinturón.

Pues el cuerpo funciona así.

Por lo que por más que lo intentes, y por más que analices cada gramo de alimentos que entra por tu boca, eso no va a cambiar la forma de trabajar de tu cuerpo.

Mi opinión personal sobre contar calorías

Para mí, contar calorías debería ser un ejercicio y no una forma de vida.

Para beneficiarse de las ventajas expuestas, no necesitas contar calorías durante mucho tiempo. De hecho, no recomiendo a nadie contar calorías por más de un mes.

Si continúas contando calorías, te verás atrapado en un pozo sin fondo donde lo único que verás serán gramos de proteína, de hidratos y de grasa. Te acabarán metiendo en una habitación acolchada…

Por eso a mi me gusta hablar de porciones en lugar de calorías. Al final viene a ser lo mismo, pero el matiz es diferente.

En la Academia, hay una guía muy completa donde explico al detalle este método para poder crear tu propio plan de alimentación adaptado 100%.

Para ello, se estiman las calorías (recuerda la palabra estimar), luego se construye el plan de alimentación y a partir de ahí, no se vuelven a contar calorías y se trabaja sobre ese mismo plan modificando las porciones según tu biofeedback y tus circunstancias personales.

Si quieres echarle un vistazo, hazte alumno y podrás construirte tu propio plan de alimentación por solo 10 € al mes.

Como decían en el anuncio de la mayonesa:

La vida no está hecha para contar calorías.

Valoraciones
Fecha de valoracion
Utilidad
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

¡Enfréntate a un reto!

Más del 80% de los participantes suspenden este test ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

You have Successfully Subscribed!