89. El café: Lo bueno, lo malo y lo feo

El café puede ser perfectamente la bebida más consumida del mundo, y aunque yo no soy muy cafetero, sé que hay gente que se desvive por su café. Así que hoy vamos a desgranar el café (nunca mejor dicho), y vamos a ver los beneficios que tiene y también las precauciones que deberíamos tomar con él.

Beneficios del café

1 Mejora del rendimiento deportivo

Este es el primer beneficio clave en la actividad física que asociamos con el café, el aumento del rendmiento deportivo y la disminución del esfuerzo percibido, principamente, gracias a la cafeína, ya que es un estimulante del sistema nervioso.

2 Efecto depurador

Al tomar café se produce ese efecto laxante, que nos hace ir al baño, debido al aumento de las contracciones musculares del intestino grueso. Y esto aunque puede ser un incordio en según qué situaciones, realmente desde el punto de vista del cuerpo, también puede ser algo bueno, aunque es una espada de doble filo, como veremos más adelante.

3 Mejora el rendimiento mental

Como la pastilla de la película «Sin Límites» de Bradley Cooper (bastante buena por cierto), el café nos ayuda en la concentración y en el rendimiento mental.

De hecho, hay algunas teorías, que apuntan a que una de las formas en las que ayuda el café con este rendimiento mental, es alineando los pensamientos, creando una especie de secuencia que hace que cobre todo más sentido y de esta forma trabajar mejor.  Y esto se dice que se produce, porque al aumentar el cortisol, se estimula el hemisferio izquierdo del cerebro que es el que ayuda con estas secuencias de pensamiento. Ahí lo dejo.

4 Aumenta la movilización de ácidos grasos

Especialmente si se consume en ayunas, esta mayor movilización puede dar lugar a una mayor quema de grasas cuando vamos a entrenar por ejemplo.

Aunque para matizar, no estoy hablando de que vayamos a sacar abdominales simplemente por beber café (en estos tiempos hay que aclararlo todo…), sino que lo que hace es aumentar la disponibilidad de ácidos grasos. Y esto es importante porque protege el glucógeno muscular, y esa protección del glucógeno muscular, no solo mejora el rendimiento físico a nivel fisiológico, sino que esto también retrasa  el proceso de gluconeogénesis, que es la utilización de aminoácidos como fuente de energía. En otras palabras, se protege la masa muscular.

Precauciones que se deben de tomar con el café

1 Es estimulante

Aunque esto lo vemos como una ventaja, de hecho lo menciono también en el apartado de beneficios, cuando hablábamos de que te permite un mayor trabajo y mejor concentración, también es una espada de doble filo porque los estimulantes causan fatiga adrenal por esa excesiva producción de cortisol y adrenalina, que si no se controla, puede dejar de ser un beneficio y empezar a ser un problema.

2 Es adictivo

Si, el café es adictivo.

Es curioso porque no nos damos cuenta, no lo consideramos como una droga, como el alcohol o el tabaco, pero si a un bebedor de café usual, le quitas un solo día el café, al día siguiente tendrá ese síndrome de abstinencia, con dolores de cabeza, fatiga, sueño, dificultad para concentrarse… Y por eso es muy habitual el encontrarse barreras al dejar el café.

No estoy diciendo por supuesto que los efectos del café se puedan comparar a los del tabaco o el alcohol, pero la adicción a él sí que podría compararse, así que cuidado con el café.

3 Su efecto diurético

Al igual que hemos dicho antes, ese efecto depurador, diurético que nos hace perder líquidos lo vemos como algo bueno, porque la palabra «diurético» la consideramos buena, porque la asociamos con vernos más delgados y más secos.

Pero no hay que olvidar que este efecto diurético se da porque el café irrita el tracto intestinal, y el cuerpo necesita emplear muchos fuidos para expulsarlo, por lo que al final no deja de ser un estrés, y eso puede producir una peor lubricación del tejido conectivo, una pérdida de minerales etc.

Así que no veáis necesariamente la palabra diurético como algo beneficioso, sino que, como todo dentro de un contexto, depende de lo que haga esa sustancia en el cuerpo para generar esa diuresis.

4 Las mujeres y el café

Lo siento mucho, pero a las mujeres les estresa mucho más el café.

El café provoca una serie de cascadas hormonales, o al menos potencia esa segregación hormonal, y de forma general, cuanta menos variabilidad hormonal no natural o artificial haya en las mujeres, mejor. Ya que ellas están preparadas para llevar a otra persona dentro de ella y eso hace que la tolerancia a ese juego hormonal sea menor que en un hombre por ejemplo.

Y si tienes problemas con tu ciclo menstrual, si es irregular o incluso te duele mucho, o has pasado la menopausia, el café sería en lo último que deberías pensar ya que, el café produce mucho estrés en las glándulas adrenales, tanto en hombres como en mujeres, pero en las mujeres, las glándulas adrenales son una especie de copia de seguridad de los ovarios. Y cuando los ovarios no son capaces de producir ciertas hormonas, y bebes café, estás deshabilitando ese sistema de reserva porque lo tienes fatigado. Así que cuidado las mujeres con el café.

5 Los hombres y el café

Si las mujeres debían tener precaución con el café, para los hombres no es más alentador, especialmente en el terreno sexual.

El café estimula el sistema nervioso simpático, que es el de lucha o huida. Y es que, nosotros funcionamos bajo la influencia de 2 sistemas nerviosos, que son el simpático y el parasimpático. Realmente, no es que uno se active y el otro se desactive, sino que siempre hay uno que predomina, y el simpático es el que se encarga de esas situaciones de peligro, de estrés, cuando estamos entrenando por ejemplo, y el parasimpático es el que se encarga de todas las labores de reconstrucción, digestión etc.

Y como ya te imaginarás, el café estimula el sistema nervioso simpático ¿Y esto por qué es interesante en el tema sexual? Porque el sistema parasimpático es el encargado de mantener la erección en el hombre, y justo estamos potenciando el efecto opuesto. Pero es que además, la eyaculación está bajo la influencia del sistema nervioso simpático. Entonces si le metes mucha caña al sistema nervioso simpático por ejemplo con el uso de café, consigues que te sea más difícil mantener la erección y más facilidad para la eyaculación, y no hace falta que diga si esta combinación es idónea o no.

Consejos para tomar café

Tómalo en las horas adecuadas

Esto lo comentamos más en profundidad en el curso para optimizar el sueño y el descanso, en la Academia. Pero básicamente, el uso de cafeína puede interrumpir tus ciclos del sueño nocturnos, por lo que, os recomiendo que nunca bebáis café después de las 3 de la tarde porque si lo hacéis probablemente vais a interrumpir estos ciclos del sueño, y con ello, mermareis vuestra recuperación.

Si te gusta el café, bebe café

Que consejo más estúpido ¿No?

Conozco mucha gente autodenominada «cafetera», que cuando se toman un café, se piden una leche manchada, a la que le añaden un sobre de azúcar. Esto no es amor por el café.

Si tú te consideras un amante del café, deberías beber café idealmente solo, puedes añadirle algo de leche si quieres, o algún edulcorante. Pero cuanto más neutro lo bebas mejor vas a notar los matices del café.

Y si eres de los que se toman frapuchinos, bombones y demás inventos, pues oye, yo te recomendaría que no lo hicieras de forma habitual, porque eso no es tomar un café, eso es tomar un postre.

Vigila tu tolerancia

Para mí, una taza de café al día me parece más que suficiente para disfrutar de la bebida. Pero si te estás tomando 3, 4, 5 cafés diarios, puedes tener varios problemas.

Primero, que ya sería difícil cumplir el consejo anterior de no consumir café después de las 3 de la tarde, y luego además que va a ser un consumo de café bastante excesivo y lo más seguro es que lo tomes no por que te guste, sino porque lo necesites.  Y eso si es un peligro, porque si crees que sin él no puedes funcionar correctamente, yo te recomendaría disminuir la dosis paulatinamente y eventualmente eliminarlo, porque no te está haciendo ningún bien.

Tómalo en los momentos adecuados

Por ejemplo antes de entrenar, ya que esa activación mental y física sobre todo de la cafeína te puede venir muy bien a la hora de estar más concentrado para entrenar, o también, si haces ayuno intermitente por ejemplo, se suele recomendar tomar café durante el ayuno, ya que los efectos estimulantes son más potentes y además ayuda a controlar el apetito, pero esto también puede ser un arma de doble filo si te sienta mal el café con el estómago vacío. Así que compruébalo, y no porque sea la solución fácil la de tomar café durante el ayuno significa que tú tengas que hacerlo porque puede que no.

Regula la energía del café

El café te proporciona un pico de energía fugaz, como una montaña rusa, que tan pronto estás arriba, como que te desplomas. Por eso hay gente que cada 2-3 horas necesita otro chute de cafeína para seguir funcionando.

Para evitar esto, puedes probar a agregar una cucharada de mantequilla al café, básicamente por 2 cosas:

  1. Prolongar los efectos de la cafeína para no tener un pico tan grande y que luego decaiga de golpe y que se pueda sostener durante más tiempo.
  2. Porque el café no solo es cafeína, tiene algunos aminoácidos que se digieren mejor en presencia de grasa, y eso lo conseguimos con la mantequilla por ejemplo, o el aceite de coco o cualquier otra fuente de grasa, aunque la mantequilla suele ser lo más accesible para todo el mundo.

Esto es lo que se suele llamar el «bulletproof cofee», el cafe a prueba de balas que lo puso de moda Dave Asprey, aunque realmente ya había otra gente muy reputada que lo utilizaba antes como Paul Chek.

Y lógicamente, esto hace al café mucho más calórico que si lo tomas solo, así que OJO, que no estoy diciendo que haciendo esta mezcla vayas a quemar grasa, que si dieta cetogenica, que si low carb y demás historias para no dormir. Lo estoy diciendo simplemente como método para aprovechar de forma más eficiente los efectos del café, pero lógicamente su contenido calórico debes tenerlo en cuenta en la dieta, y no es algo que sea milagroso ni maravilloso. Simplemente es un pequeño truco como los anteriores, aunque si tuviera que quedarme con uno me quedaría con el de no tomar café pasadas las 3 de la tarde.

Valoraciones
Fecha de valoracion
Utilidad
51star1star1star1star1star

3 comentarios en “89. El café: Lo bueno, lo malo y lo feo”

  1. Ahora que mencionas que el cafe puede ser perjudicial para las ereciones en el hombre seria bueno que hisieras un post para mejorar las erecciones y o mejorar la disfuncion erectir, puesto que habemos muchos jovenes con disfuncion erectir ya deje el cafe y lei por hay que tambien es causa de ver pornografia y masturbarse

    Responder
    • Hola Marionel. Aunque comento ese tema de las erecciones y el café en el artículo, realmente no es una materia de mi campo profesional (yo soy entrenador). Gracias por tu comentario! Saludos

      Responder

Deja un comentario

¡Enfréntate a un reto!

Más del 80% de los participantes suspenden este test ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

He leído y acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!