81. Multivitamínicos y complementos alimenticios ¿De verdad los necesitas?

Hoy no solo vamos a hablar de multivitamínicos, sino de los mensajes publicitarios que se esconden detrás de estos suplementos de vitaminas y de otros complementos alimenticios. Te darás cuenta de que muchos de estos mensajes los has oído en más de una ocasión, pero ahora sabrás identificarlos y decidir por ti mismo/a si tienen algún valor.

1 Nos cuentan los increíbles beneficios de las vitaminas

Esto es lo más común. Como consumidores necesitamos saber todos los beneficios que tienen las vitaminas en nuestro cuerpo. Da igual la vitamina que sea (A, B, C…), te van a decir todas las maravillas que hacen dentro de ti.

Pero no solo eso, sino que también te van a decir todas las cosas horribles que ocurren cuando no consumes suficientes vitaminas, por lo que te hacen sentir esa necesidad constante de consumir vitaminas o multivitamínicos a toda costa tanto para disfrutar de sus beneficios ya sea a nivel cognitivo, a nivel de rendimiento, intestinal… Como para evitar esas cosas malas que ocurren con la falta de vitaminas.

Y esto es parcialmente cierto, las vitaminas y minerales juegan un papel importante en nuestro organismo, y cuando nos faltan, no rendimos al 100%, e incluso podemos tener algún problema más serio. Hasta ahí totalmente de acuerdo.

Ahora bien, el problema es que se evita convenientemente mencionar que cualquier dieta balanceada y ajustada a tus necesidades te provee de todos los nutrientes que necesitas sin tener que gastar tu valioso dinero en multivitamínicos o en botes de pastillas. Pero esto, no te lo van a decir. Solo te cuentan una verdad a medias.

2 Vivimos en una sociedad muy mal nutrida y los multivitamínicos te ayudan a compensar esa mala alimentación

Según la OMS:

“El término malnutrición abarca dos grupos amplios de afecciones. Uno es la «desnutrición» —que comprende el retraso del crecimiento (estatura inferior a la que corresponde a la edad), la emaciación (peso inferior al que corresponde a la estatura), la insuficiencia ponderal (peso inferior al que corresponde a la edad) y las carencias o insuficiencias de micronutrientes (falta de vitaminas y minerales importantes). El otro es el del sobrepeso, la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con el régimen alimentario (cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cánceres).”

Por tanto, según esta definición vemos como la malnutrición se da principalmente en 2 casos: La obesidad, y las personas que realmente no tienen acceso a alimentos, que eso sí que es una verdadera lástima. Y en estos 2 casos, los suplementos de vitaminas no suponen una solución para ninguno, porque las personas que padecen de obesidad, no van a poder compensar su dieta actual con ningún suplemento, porque como he dicho muchas veces, una mala alimentación no se puede compensar, ni con ejercicio, ni con descanso ni con nada.

Y en el segundo caso, a una persona que tenga un acceso muy restringido a alimentos, pues los suplementos de vitaminas tampoco le supone ninguna ventaja. No puedes alimentar a una persona a base de pastillas y además que si no se tienen recursos para alimentos, tampoco se van a tener para comprar multivitamínicos, así que los multivitamínicos no solucionan ningún problema de malnutrición por mucho que nos digan.

3 Los multivitamínicos son un «seguro nutricional»

Según esto, todo el mundo necesitaría consumir multivitamínicos, porque todo el mundo quiere un seguro para su nutrición ¿Acaso no tiene todo el mundo un seguro para el coche?

Jamás te dirán de alguien que realmente no necesite suplementarse con vitaminas, por lo que eso ya es algo que a mi particularmente me hace sospechar ¿De verdad todo el mundo necesita tomar multivitamínicos? Permíteme que lo dude…

4 La mayoría de enfermedades vienen por una pobre alimentación

La esencia de este mensaje publicitario es la misma que en el punto 2. Culpar a la «mala» alimentación que tenemos hoy en día y decir que esta «mala» alimentación es la que causa la mayoría de enfermedades actuales e incluso algunos se atreven a decir que estas enfermedades pueden tratarse con remedios naturales o con la alimentación.

Y esto de nuevo, es una verdad a medias. Sí, es cierto que una mala alimentación te predispone a sufrir más enfermedades, eso está claro. Pero eso no significa que la mayoría de enfermedades se produzcan por una mala alimentación. De hecho, las enfermedades más complejas son multifactoriales, lo que significa que proceden por muchas causas. Y en mi opinión, hay un factor incluso más determinante hoy en día que la alimentación, y es el estrés.

Por tanto, no te fíes de quien te dice que puedes tratar una enfermedad tomando algas del Mar Egeo. No hay ningún multivitamínico ni ningún suplemento que recupere ni que te salvaguarde de una enfermedad.

5 Los alimentos procesados eliminan nutrientes y vitaminas de los alimentos

La palabra «alimentos procesados» pone los pelos de punta hoy en día, y se suele decir que estos procesos, hacen que se pierdan muchas vitaminas y minerales, por lo que necesitas reponerlos.

Y es cierto que algunos procesos alimentarios pueden cambiar el contenido en cuanto a nutrientes, pero en ningún caso es un cambio tan radical como para tener que necesitar reponer nada. Además, muchos de esos productos están posteriormente enriquecidos con vitaminas y minerales, por lo que no te haría falta un complemento extra.

Así que eso no es una razón para añadir más vitaminas y minerales a tu dieta en forma de suplemento, ya que si de verdad quieres mejorar tu alimentación, lo que deberías de hacer no es añadir multivitamínicos a tu dieta, sino revisar tu dieta.

Como he dicho muchas veces, que un alimento sea procesado, no significa necesariamente que sea malo. El aceite de oliva virgen extra técnicamente es un alimento procesado, porque en la naturaleza no existen manantiales de aceite de oliva, sino que la aceituna se tiene que procesar para tener aceite. Y lo mismo ocurre con otros cientos de productos. Entonces, el problema no es que el alimento sea o no procesado, el problema es lo que se hace durante el proceso, lo que se añade y lo que se quita. Y para optimizar eso, la solución no está en ningún bote de vitaminas.

6 Las recomendaciones diarias oficiales de vitaminas y minerales son demasiado bajas

Esta es otra de los argumentos que usan para que salgas de la tienda con tu multivitamínico. Te dirán que las recomendaciones diarias (las CDR) son muy bajas, cuando esas cantidades son las cantidades de un nutriente que una persona sana debe ingerir por término medio cada día, a través de la dieta para mantener un buen estado de salud. Por lo que no son requisitos mínimos, son requisitos medios.

Y esta argumentación se hace con una clara finalidad, porque si piensas que necesitas más cantidad de nutrientes, es mucho más probable que te decidas a comprar sus productos, cuando no es así.

7 Los deportistas necesitan tomar más micronutrientes (vitaminas y minerales)

Los deportistas, como tenemos más desgaste, necesitamos tomar más vitaminas. Este es el concepto básico. Sin embargo, si tienes más desgaste, también deberías tener una dieta más calórica con más contenido en vitaminas y minerales ¿No?

Entonces, si aumentas tu actividad también estarías aumentando la cantidad, y la calidad de la alimentación (porque si eres deportista, supongo que le prestas atención a la calidad también). Por tanto, creo que nadie necesita un multivitamínico para ir 4 o 5 veces al gimnasio o para salir el domingo con la bicicleta.

8 ¡Comprueba con este test si te falta algún micronutriente!

Esto es más raro de ver, pero es otra estrategia para hacerte creer que necesitas consumir ciertos productos. Este tipo de cuestionarios están diseñados para que el resultado siempre sea que necesitas algún tipo de suplemento porque juegan mucho con la sugestión, ya que de una forma indirecta te hacen pensar que tu cansancio, tu falta de fuerza o de recuperación pues es culpa de la falta de algún suplemento, ya sea magnesio, omega 3, vitamina D…

Ningún test puede verificar ninguna carencia alimenticia. Hazte un análisis y deja de leer cosas por internet.

9 Perder peso es fácil

Esto está más relacionado a suplementos destinados a la pérdida de grasa, ya que te dicen que perder peso es una tarea muy sencilla siempre y cuando utilices su producto.

Seguro que has visto este tipo de anuncios donde sale una mujer contando su testimonio sobre como ha conseguido fácilmente perder peso utilizando un cierto producto. Huid de eso como del diablo.

A menos que tengas un comportamiento adecuado, en cuanto a alimentación y ejercicio, ningún suplemento del mundo te va a hacer quitarte los michelines, la celulitis o lo que sea. Ni pastillas, ni polvos, ni cremas reductoras… Si no controlas la alimentación y tu estilo de vida en general, no vas a conseguir nada. Y eso, al contrario de lo que afirman muchas de estas fuentes, no siempre es fácil.

10 Terminología pseudocientífica

Escucharás en sus anuncios cosas como:

  • Detoxificar
  • Purificar
  • Revitalizar
  • Energizar
  • Equilibrar
  • Estimular
  • Fortalecer

Y muchas más.

Esto, a nivel usuario es imposible saber si es verdad o es mentira. Por eso lo usan.

Luego hay otra estrategia en la que sí que comparten estudios «científicos», pero curiosamente estos estudios están realizados por personal que trabaja o tiene intereses comunes con la compañía de suplementos que comparte el estudio. Ya lo vimos cuando tratamos el tema de la ventana anabólica. Mucho cuidado con las «evidencias científicas».

Una vez desglosadas todas estas tácticas de venta de multivitamínicos y suplementos en general, he de decir que sí que es cierto que los suplementos pueden ser en ocasiones convenientes, como ocurre por ejemplo con la proteína en polvo, que es muy cómoda de llevar y consumir. Pero eso no responde a ninguna de las razones anteriores, el que compra proteína por la comodidad, no le hacen falta todas estas razones, que en general se refieren más a otro tipo de suplementos como los multivitamínicos.

Deja un comentario

¡Enfréntate a un reto!

Más del 80% de los participantes suspenden este test ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

He leído y acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!