77. El Ayuno Intermitente ¿El secreto de la inmortalidad?

El Podcast de Fitness en la Nube

Hace tiempo, un oyente me preguntó sobre mi opinión acerca del ayuno intermitente, y hoy ha llegado ese día. Vamos a ver que hay detrás del ayuno intermitente.

Pero antes, quiero puntualizar un tema que afecta tanto al ayuno intermitente como al el resto de «dietas» o protocolos de alimentación que se ponen de moda, porque parece que a la gente le encanta sentirse parte de un grupo, identificarse como «paleo», «cetogénico» o… ¿Ayunante? ¿Ayunador? Da igual, lo que quiero decir es que en ocasiones, todos estos protocolos se consideran una religión y se aplica el principio de «O estás conmigo o estás contra mí», y creo que eso es muy peligroso en cualquier ámbito. Así que, me quiero limitar a dar mi opinión sobre el ayuno intermitente y te invito a leerla. Pero antes, tenemos que saber ¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente

El ayuno intermitente solamente es un protocolo de alimentación que se basa en comer durante un periodo al que se le llama ventana de alimentación y luego no comer (ayunar), durante otro periodo que sería el periodo de ayuno.

Luego, dentro de esta premisa, hay varios protocolos, siendo los más conocidos el Leangains de Martin Berkhan y el Eat Stop Eat de Brad Pilon.

En cualquier caso, la esencia de los ayunos intermitentes es la de restringir los periodos de alimentación.

El ayuno intermitente ¿El sistema natural de alimentarnos?

Uno de los argumentos para practicar ayunos intermitentes es porque se dice que es el comportamiento natural del ser humano, alternar periodos de alimentación con periodos de ayuno. En otras palabras, el ayuno intermitente se disfraza de historia.

Cuando tú le dices a alguien que lo mejor para su salud es ayunar (no comer), te va a mirar con cara rara, pero si le dices que es un protocolo natural y que nuestros ancestros lo hacían, puede que lo convenzas. Nuestros antepasados no comían nada por la mañana cuando se levantaban, se iban a cazar y luego por la noche se daban un festín cuando ya habían cazado a su presa, y había incluso días que no cazaban nada y no comían, así que, seguían ayunando ¡Hagamos todos ayuno intermitente!

El problema con esto, es que comparar el mundo en el que vivían nuestros antepasados con nuestro mundo, es un completo disparate. Es como comparar peras con manzanas. Ellos vivían en un mundo de escasez y nosotros de abundancia. Ellos ayunaban porque no les quedaba más remedio ¿De verdad quieres vivir como ellos?

Además, que tenemos idealizados a nuestros antepasados como los actores de la película de 300. Grandes, fuertes, atléticos, definidos… Y dudo mucho que cualquier antepasado nuestro se acercara a esa descripción.

Pero dejando al margen ese argumento histórico, al ayuno intermitente se le atribuyen muchísimos beneficios como que tiene efectos antiedad, que quema más grasa corporal que libera más hormona de crecimiento… Pero realmente, todos nosotros hacemos ayunos intermitentes. Porque si tú comes 5 veces diarias desde que terminas de comer, hasta que vuelves a comer, eso es un ayuno. Pero no, eso no vale, por eso se ponen reglas, y tienen que ser ayunos de 16 horas, o ayunos de 24 horas… Porque si no, se ve que no funciona.

Ayuno intermitente: Sí o No

A estas alturas ya podrías saber que no soy muy fan de este protocolo de alimentación. De hecho, es un sistema de alimentación que puede incluso causar problemas alimenticios de relación con la comida. A veces ocurre que se le lava el cerebro tanto a alguien con estas teorías, que si comen más de 2-3 veces al día o comen fuera de su ventana de alimentación, sienten que han hecho algo malo.

Evidentemente, no estoy diciendo que todo el mundo que practique ayuno intermitente tenga esos problemas, pero ten en cuenta que puede ocurrir. Ahora bien ¿Que puedes hacer ayunos? Sí ¿Qué probablemente no va a ser perjudicial? No, no va a ser perjudicial. Pero de ahí a ser un sistema mágico hay mucho camino.

Creo que el ayuno intermitente, puede ser de utilidad en algunos casos, por ejemplo si eres de los que te levantas con muy poca hambre, que no te entra nada, pues sí, puedes tomarte un café y dentro de un par de horas cuando se te abra el estómago empezar a comer. No habría problema con eso, pero tampoco hace falta que esperes X horas para cumplir con las reglas del ayuno intermitente que estés siguiendo ¿Qué diferencia hay entre hacer 3 comidas a lo largo de todo el día o hacer esas mismas 3 comidas metidas dentro de tu ventana de alimentación? Si puedes darme la respuesta, estaré encantado de leerla en los comentarios.

Además, si lo que buscas es ganar masa muscular, olvídate de ayunar, porque si quieres ganar masa muscular necesitas muchas calorías, y bueno si pesas 60 kilos es posible que puedas meter todas las calorías en 2 comidas, pero como peses, 80, 90 o 100 kilos, te las vas a ver y desear para meter todas esas calorías en 2 comidas (aunque también se puede hacer).

Y si quieres definir, o perder grasa corporal, pues bueno, es más fácil meter las calorías, porque estarás comiendo menos y te costará menos trabajo. Pero aun así, volvemos a lo mismo de antes, no sé que beneficio o que provecho vas a sacar de tener ventanas de alimentación.

 Ayuno intermitente y rendimiento deportivo

Hace unas semanas realicé un episodio de preguntas y respuestas donde una oyente me preguntó sobre los entrenamientos en ayunas y respondí que en ningún deporte hay nadie que entrene en ayunas, por lo que si no hay nadie que lo haga, me hace pensar que no ayudará mucho con el rendimiento. Es de cajón que si entrenar en ayunas fuera lo mejor, seguro que Cristiano Ronaldo, Messi, Nadal, Gasol y demás lo estarían haciendo. Pero no lo hacen.

Pero realmente, no fui del todo sincero con esta respuesta ya que sí que hay un colectivo de deportistas que practican ayunos intermitentes ¿Quieres saber quienes son? Son los luchadores de sumo.

El ayuno intermitente, la dieta de los luchadores de sumo

Curiosamente, los luchadores de sumo, no solo entrenan en ayunas sino que siguen todas las pautas del ayuno intermitente:

  • Entrenan en ayunas para tener un apetito voraz más tarde
  • Después de entrenar hacen una gran comilona
  • Duermen una siesta de varias horas para ralentizar aun más su metabolismo
  • Vuelven a comer un gran festín

Ellos se alimentan así, para lucir así:

luchador de sumo

Estoy seguro que si hubiera otra forma de conseguir ser mejor en las peleas de sumo, lo harían. Pero no lo hacen. Lo que hacen es ayuno intermitente. Y eso es lo que les permite tener ese gran porcentaje de grasa corporal para poder realizar su deporte de la mejor forma posible.

Evidentemente, las cantidades de comida que ingieren es extremadamente alta, no están así, simplemente por hacer 2 comidas al día. Pero ten en cuenta, que si ellos distribuyen así su alimentación, será por algo. Será porque les ayuda a estar así.

Pero estoy seguro de que esto no lo sabías, porque la gente de la que absorbes información sobre este tipo de cosas no te lo van a contar, porque eso no vende. Nadie quiere hacer la dieta que hacen los luchadores de sumo (con todo mi respeto hacia ellos)

Entonces, como vemos, ellos hacen ayunos intermitentes para: tener más apetito y para ganar más grasa corporal, y sin embargo, los fanáticos de los ayunos intermitentes te dicen que hagas ayunos intermitentes para tener menos apetito y perder grasa corporal. Y las 2 no pueden ser ciertas. Aquí hay alguien que no sabe muy bien donde está, y me atrevo a pensar que los que tienen razón son los luchadores de sumo, porque una cosa está clara, ese enfoque les funciona.

El ayuno como sacrificio religioso

Otro grupo de población que realiza periodicamente ayunos intermitentes son las personas musulmanas durante el Ramadán.

En este periodo, ellos tienen que ayunar durante todo el día y luego comer en la noche (suena a ayuno intermitente ¿No?). Y esto, es un sacrificio religioso, no lo hacen por gusto. Si las ventajas que se venden del ayuno intermitente (más energía, concentración, menos hambre…) fueran ciertas, los musulmanes estarían haciendo ese protocolo todo el año, quizás añadiendo agua, pero sin comer durante todo el día, y sin embargo no lo hacen ¿Por qué? Porque es un sacrificio. Es algo que se hace por motivos religiosos, no por inclinación natural.

La inclinación natural del ser humano es buscar comida durante todo el día, y eso sí que es algo que compartimos con nuestros antepasados, lo que ocurre es que ellos la buscaban y no la encontraban y nosotros sí que la encontramos en cualquier rincón. Pero el instinto es el mismo.

Además, otra de las cosas que ocurre con el Ramadán, es que las mujeres embarazadas, las personas enfermas, y las personas mayores, están exentas de hacerlo. Y esto es porque son poblaciones más delicadas, y si el ayuno intermitente, que al final es lo mismo que el Ramadán, fuera beneficioso, rejuvenecedor, sanador y demás, pues serían los primeros que deberían de hacerlo, pero curiosamente no, curiosamente son los que no deben de hacerlo. Imagino que también será por algo.

Ayunos Intermitentes: Mi opinión

Esta es mi postura sobre los ayunos: No hay nada mágico en ellos, para el 99% de la gente, creo que no es la mejor opción, si buscas rendimiento, a menos que seas un luchador de sumo, no te lo recomiendo, si quieres ganar masa muscular, no te lo recomiendo, si quieres perder grasa corporal, no vas a tener mayores ventajas que si comes de forma más frecuente a lo largo de todo el día.

Pero sea cual sea mi opinión, la decisión como siempre es tuya ¿Crees que el ayuno intermitente es beneficioso para ti? ¿Practicas ayunos de forma habitual? Cuéntamelo en los comentarios y comparte tu experiencia.


Notas del programa

Deja un comentario

¡Más del 80% de los participantes suspenden este test! ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!