237. ¿Por qué las mujeres ganan peso tan fácilmente?

Si hay una pregunta que miles y miles de mujeres se hacen diariamente es: ¿Por qué gano peso tan fácilmente? Así que vamos a ver si hay alguna razón por la que las mujeres ganan peso de manera tan fácil, al menos cuando se compara con un hombre.

Lo primero que hay que decir, es que realmente no hay misterio, no pretendo descubrir la pólvora porque al final, si las mujeres ganan peso fácilmente es únicamente porque consumen más calorías de las que gastan. Eso es todo.

Ahora bien, si analizamos en profundidad las razones de que esto suceda, vamos a ver que hay ciertas diferencias entre hombres y mujeres, y que aunque digan por ahí que somos iguales, en realidad no lo somos.

Estrógeno VS Testosterona

Para empezar, a nivel hormonal, creo que queda claro que somos bastante diferentes. Por ejemplo, la hormona predominante en la mujer es el estrógeno, y digo predominante porque el hombre también tiene, pero al mismo tiempo que los hombres producimos 10 veces más testosterona que las mujeres, las mujeres producen mucho más estrógeno que los hombres.

¿Y esto es importante a la hora de ganar grasa? Pues hombre si y no. Por ejemplo, el estrógeno es el “culpable” de que las mujeres tengan un % de grasa mayor que los hombres, y a su vez también aumenta la acumulación de grasa subcutánea, que por eso las mujeres en general tienen una piel como más resbaladiza, más suave que los hombres de forma general.

Sin embargo, el estrógeno como todas las hormonas del cuerpo no es que sea malo, de hecho, un mayor nivel de estrógenos aumenta la secreción de hormona de crecimiento durante el ejercicio, y esto lo que genera es que mientras estás haciendo ejercicio seas capaz de movilizar más grasa. Por eso las mujeres tienden a destacar más en deportes de resistencia, porque esa habilidad de acudir a las reservas de grasa, protegiendo las reservas de glucógeno las hace destacar en esos deportes.

Pero claro, esto se contradice un poco, Si las mujeres son capaces de “quemar” más grasa mientras hacen ejercicio ¿Por qué son las que más problemas tienen para perder grasa? Es algo que parece que no cuadra. Y no cuadra precisamente porque la gente tiene una visión muy miope de lo que es el ejercicio y el entrenamiento y no ven más allá de eso, porque realmente el sustrato que tú utilices durante un ejercicio no es tan importante, porque aquello que uses ahora, será lo primero que repongas más tarde.

Con lo cual aunque las mujeres por lo general usen más grasa en el ejercicio, también acumularán más grasa después del ejercicio, por lo que estos beneficios de la hormona de crecimiento, no son tales beneficios si miras más allá, porque al final te quedas como estás. Por eso da un poco igual que utilices glucógeno o que utilices grasa, porque aquello que utilices, será lo primero que vas a reponer después.

Y esto no significa que las mujeres no puedan perder grasa, claro que pueden, lo que pasa es que su perfil hormonal les va a jugar un poco en su contra, porque de momento, si tenemos en cuenta que la grasa esencial para un hombre es del 3% y que de la mujer es un 12%, eso ya te da una pista de que perder grasa para la mujer va a ser una tarea más complicada que para un hombre.

¿Quieres saber por qué esta grasa esencial es mayor en las mujeres? Pues porque aunque una mujer decida no tener hijos, a nivel biológico su cuerpo sigue preparado para que los tenga, y esa grasa esencial se acumula especialmente en las caderas, los muslos y el glúteo y sirve para tener reservas de energía que puedan servir para que un bebé crezca en ellas, y por eso esa grasa es la más difícil de quitar porque su cuerpo no va a recurrir a esas reservas de grasa porque es su seguro de vida que les permite criar a un hijo incluso en periodos de hambruna.

Y de hecho, aunque una mujer esté delgada, en esas zonas es donde se puede ver la tan temida celulitis, y aunque los hombres también podemos desarrollar celulitis, es algo más exclusivo de las mujeres, ya que el 80 o el 90% de las mujeres experimentan celulitis a lo largo de su vida.

Y esto también es por diferencias fisiológicas, de hecho, aunque no soy un experto, las mujeres sufren más de celulitis por la estructura fascial de debajo de la piel que tiene forma como de panel de abeja y por eso ahí se acumula más grasa y agua, y de hecho esa es la forma que se ve la celulitis, como cuadraditos. Y los hombres sin embargo no tenemos esa estructura, tenemos una estructura fascial entrelazada que hace más difícil que se acumule grasa ahí, pero también pasa aunque en menor medida.

Por tanto, existen claras diferencias entre hombres y mujeres siendo quizás el principal detonante de estas diferencias el estrógeno. Pero como digo, el estrógeno no es que sea malo, de hecho el estrógeno a nivel del entrenamiento también ayuda a mejorar la recuperación por la activación de células satélite que se produce después de los entrenamientos, que por eso las mujeres por lo general se recuperan antes que los hombres, y por eso también las mujeres pueden aguantar una frecuencia de entreno mayor que un hombre.

De hecho, gracias al estrógeno las mujeres tienen una mayor protección cardiovascular porque ese estrógeno ayuda en la producción de oxido nítrico y ese oxido nítrico ayuda a dilatar los vasos sanguíneos ayudando a prevenir la hipertensión y mejorando la flexibilidad en las arterias, dándote una protección cardiovascular que por ejemplo no tenemos los hombres. Por eso los hombres sufrimos más infartos que las mujeres, porque ese estrógeno las protege, al menos hasta la menopausia, luego la cosa ya se equilibra. Del mismo modo que cuando llega la menopausia las mujeres ya no almacenan tanta grasa en esas zonas que he mencionado antes como los muslos o las caderas, sino que empiezan además a acumularla en el abdomen, porque ya ha pasado la edad fértil.

Por lo tanto, el estrógeno yo diría que a nivel hormonal es el factor principal de que las mujeres ganen peso, pero luego también a nivel tiroideo las mujeres suelen tener más problemas que los hombres, no manejo la cifra exacta pero una buena cantidad de mujeres tienden a producir anticuerpos contra su propia producción tiroidea, con lo cual su «metabolismo» es más lento si queremos verlo así.

La grasa corporal de las mujeres

Aunque probablemente estés leyendo esto porque para ti la grasa corporal es simplemente un problema estético, no es para tomárselo a broma, ya que las mujeres con un % de grasa alto tienen mucho más riesgo de muerte prematura, exactamente igual que los hombres, lo que pasa que los hombres el perder grasa lo tenemos algo más «fácil», como ya hemos visto.

Para que lo veas bien, el US Nurse´s health Study que se definen como la mayor investigación de los factores de riesgo de las principales enfermedades crónicas en mujeres, y después de haber estudiado a miles de mujeres, llegan a la conclusión de que:

Cada kilo de peso que ganas a partir de los 18 años se asocia con un 5% menos de oportunidades de llegar a los 70 años, y un 5% de incremento de peso tras cumplir los 18 años se asocia a un 30% de riesgo de cáncer de mama después de la menopausia.

Así que ojo con esto que no es ninguna tontería, que cuando yo me tiro aquí varias horas escribiendo estos artículos no es para que os veais los abdominales en la playa, es para que realmente miréis el fitness desde un telescopio y no desde un microscopio y que entendáis que esto os puede salvar la vida.

En cualquier caso, eso ya nos deja clara la importancia que tiene el ejercicio o ya sabéis que yo prefiero usar el término entrenamiento. Es decir, si perder grasa es un hándicap mayor para una mujer, eso significa que tienes que esforzarte más, no menos. Y en este caso es lo que digo siempre, salir a andar está bien, y ya seas mujer u hombre, todos necesitamos actividad anaeróbica y aeróbica, y salir a andar puede cumplir una de estas funciones, pero necesitamos tener actividad vigorosa, de alta intensidad, y para esto no hay otra cosa mejor que el entrenamiento de pesas como siempre digo.

 Por eso para mi, combinar trabajo de pesas con brisk walks, es lo mejor desde el punto de vista de cubrir el ejercicio o el entrenamiento. Luego a partir de ahí si te gusta la bicicleta pues tírale a la bicicleta, si te gusta bailar salsa pues a bailar salsa, si te gusta la zumba, pues dale a la zumba, pero la base a mi parecer debe ser esa.

Momentos clave en la vida de una mujer

A parte del tema del estrógeno que quizás hormonalmente es el principal responsable de las diferencias a nivel de grasa corporal con los hombres, es cierto que a nivel social y biológico, las mujeres pasan por procesos que los hombres no pasamos.

El embarazo y la grasa corporal

Durante un embarazo una mujer va a ganar peso, eso es algo obvio, y podríamos pensar que es incluso circunstancial, porque muchas mujeres recuperan su peso normal una vez que dan a luz. Pero no todas lo hacen.

Muchas mujeres ganan peso durante su embarazo, pero no consiguen perderlo una vez que éste finaliza, simplemente porque se han acostumbrado a comer en exceso. Y cuando haces un hábito de algo, entonces es cuando viene el peligro. Por eso aunque haya un embarazo de por medio, debe seguir habiendo un control en la calidad de vida, es decir, un control de la alimentación y seguir teniendo ejercicio, evidentemente con una intensidad controlada y adaptándose a lo que se pueda hacer en ese momento.  Yo tampoco soy experto en estos temas, pero lo que si se, es que no puedes pasarte 9 meses de la cama al sofá porque vayas a tener un hijo.

Porque además, una práctica habitual (y extremadamente recomendable) de una mujer cuando va a tener un hijo, si esa mujer es fumadora es que al menos mientras dura el embarazo, debe (o debería al menos), dejar de fumar por el bien de su hijo, ¿Y qué ocurre cuando dejas de fumar? Pues por un lado aumenta tu apetito y por otro lado se disminuye tu tasa metabólica basal (porque el tabaco la incrementa). Por tanto te encuentras en una posición con un menor gasto calórico y un mayor apetito, y por eso la gente cuando deja de fumar coge mucho peso. Y es cierto que esto afecta a hombres y mujeres, pero como he dicho, muchas mujeres se enfrentan al reto de dejar de fumar cuando se disponen a encarar un embarazo, y eso es algo exclusivo de las mujeres.

Pero no te preocupes, porque aunque he comentado antes que esa grasa más rebelde de las mujeres de las caderas, glúteos y muslos es muy difícil de quitar, en el momento de la lactancia el cuerpo utiliza esos depósitos para producir la leche, con lo cual también ayuda a perder esos kilos que has cogido en el embarazo. De alguna forma, la «naturaleza» te ayuda a volver a tu posición inicial.

Anticonceptivos y grasa corporal

Los anticonceptivos también afectan a la secreción de hormonas y por tanto a la perdida de grasa o a la ganancia de músculo, y es algo que también diferencia a hombres y mujeres, siendo algo exclusivo de las mujeres.

El ciclo menstrual y la grasa corporal

Durante el ciclo menstrual muchas mujeres sienten ansiedad por cosas dulces, especialmente durante la fase lútea del ciclo. La parte buena es que su metabolismo también se acelera en esta fase, lo que puede algunas veces compensar esos deslices en la alimentación, pero generalmente no los compensan con lo que es otra razón para que las mujeres ganen peso más fácilmente.

Y esto ocurre por los niveles bajos de serotonina, y esos alimentos que buscas te ayudan a aumentar los niveles de serotonina, pero también por ejemplo consumir triptófano te ayudaría a aumentar esos niveles de serotonina, o tomar tirosina por la dopamina. ¿Pero sabes qué? El entrenamiento es un impulsor natural de estos neurotransmisores…

El síndrome del ovario poliquístico

Esto es algo que también caracteriza únicamente a las mujeres (a muchas de hecho) y una de sus principales consecuencias es la reducción en la tasa metabólica basal. Con lo que si una mujer ya de por si necesita menos calorías que un hombre, una mujer con ovario poliquístico puede encontrarse con que necesita incluso menos calorías aún, lo que hace mucho más fácil que al finalizar el día haya consumido una cantidad excesiva de calorías.

La mujer y la sociedad

Psicológicamente, también hay razones para que las mujeres ganen más grasa que los hombres ya que ellas están más presionadas por la sociedad demencial en la que vivimos.

Simplemente tienes que salir a la calle a preguntar a las mujeres cuántas veces han hecho una dieta en su vida y muy pocas te dirán que nunca. Mientras que en los hombres es más fácil encontrar a gente que no haya hecho nunca dieta en su vida.

Esto genera que las mujeres hagan dietas absurdas en las que se matan de hambre hasta que ya no pueden más, y cuando ya no aguantan más, se dan el atracón, volviendo a recuperar todo ese peso que hubieran podido perder, así como algunos kilos de más. Esto es el conocido efecto yo-yo, o efecto rebote.

Y esto es únicamente porque las mujeres están más presionadas con estupideces como la operación bikini, las dietas detox, los sustitutivos de comida y este tipo de artimañas que tanto asco me dan, y que tanto asco os deberían de dar a vosotros, pero especialmente a vosotras que os están utilizando para que una industria se llene los bolsillos a costa de vuestra frustración y malestar. Pero bueno eso ya sería tema para otro día.

De momento espero que llegar hasta aquí os haya ayudado a comprender las diferencias a nivel de grasa corporal de hombres y mujeres, y que esto os sirva para entender la importancia de tener un estilo de vida controlado incluyendo entrenamiento y trabajo aeróbico, pero especialmente anaeróbico siendo el entrenamiento de pesas la mejor opción posible de entre las posibles y sobre todo que os haya ayudado a daros cuenta de que las mujeres son iguales, pero distintas.

Deja un comentario

¡Más del 80% de los participantes suspenden este test! ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!