230. Los mitos que te destrozan tus entrenamientos

Por alguna razón, estos mitos que vas a leer a continuación, se consideran siempre ciertos, cuando en realidad, lo único que están consiguiendo es destrozar, o al menos mermar la calidad de tus entrenamientos. Así que no te pierdas esas cosas que NO deberías hacer, y que aun así estás haciendo.

No sigas ciegamente los puntos de referencia

¿Qué quiero decir con puntos de referencia? Pues con esto me refiero a aquellos «consejos técnicos» como por ejemplo:

La sentadilla debe bajar de 90º

La barra en un press de banca debe tocar el pecho

En un peso muerto rumano, la barra debe tocar los pies

Estas reglas son las que determinan como debes hacer un ejercicio, y aunque esto como tal no es malo, lo que es malo es extrapolarlo a todo el mundo.

Verás, si suponemos que un press de banca bien hecho implica que la barra toque el pecho, si esa regla no se cumple, se entiende que el ejercicio está mal hecho. Pero, ¿Qué pasa si yo tengo unos brazos muy largos? ¿O qué pasa si voy a hacer sentadilla con barra y tengo unas tibias muy cortas y unos muslos muy largos?

Lo que ocurrirá, es que directamente no podré cumplir estas reglas, y no es algo que me tenga que preocupar en absoluto, ya que estas reglas son únicamente reglamentos para tratar de estandarizar los levantamientos en deportes donde es necesario para poder hacer comparaciones. Es decir, para poder declarar válido el levantamiento, todos los ejercicios deben medirse de la misma forma. Eso es el powerlifting.

Pero si a ti eso te da igual, es absurdo que sigas estas reglas. Así que, mi opinión y mi consejo para mejorar en la técnica de tus ejercicios es olvidarte de estas reglas y simplemente pensar en el musculo que estás intentando trabajar. Y una vez que tengas claro qué músculo es, aplicar resistencia en un rango amplio del movimiento que tenga ese músculo o que tú puedas hacer. Y ya está. Todo lo demás son directrices, pero no reglas.

No hagas patadas de tríceps con mancuerna

Podría darte 50.000 razones para ello, como que tienes un rango de movimiento acortado, que no tienes tensión en ese primer punto del movimiento (con lo que no solo te estás comiendo rango de movimiento, sino que además no tienes nada de tensión), y luego además por la disposición de las palancas mecánicas el músculo que más tensión soporta no es el tríceps sino que es el deltoides posterior, por lo que es un ejercicio absurdo, sin contar el efecto péndulo que casi siempre genera, que lo hace incluso peor.

Es cierto que en determinados casos puede tener alguna aplicación (en el audio de este artículo lo comento), pero en líneas generales ¡No hagas patadas de tríceps con mancuerna!

No le tengas miedo al press declinado

Uno de los mitos que hace años llegó a mis oídos es que el press declinado es un mal ejercicio porque desarrolla el pecho en la parte de abajo. Esto es absurdo.

Para empezar, es improbable trabajar una única zona del pectoral y no trabajar las demás. Pero es que además, si tenemos en cuenta que la mayoría de las fibras del pectoral se originan en el esternón, tiene sentido que el press declinado sea un buen ejercicio ya que el movimiento se orienta precisamente a esa parte.

De hecho, si te pones de pie en el baño delante del espejo con el torso desnudo y pones los brazos en cruz, te darás cuenta de que la mayor porción del pectoral está por debajo de tus brazos, no por arriba, por lo que tiene sentido que ángulos planos y declinados sean incluso más eficientes que ángulos inclinados.

No cambies constantemente tus entrenamientos

Este mito está tan extendido que tuve que dedicarle su propio episodio para insistirte en que no debes cambiar tu entrenamiento constantemente.

Cambiar constantemente el entrenamiento que haces solo te garantizará dar vueltas en círculo, y aunque desde el punto de vista del entretenimiento puede ser muy tentador hacer cada día una cosa diferente, debes elegir:

Entretenimiento o progresión

Cualquiera de las dos elecciones es buena, yo no voy a juzgar a nadie. Pero eso si, como siempre digo, luego no quiero llantos…

No evites las extensiones de cuádriceps

De nuevo vamos a hablar de un ejercicio injustamente acusado de cosas absurdas como que es malo para tus rodillas ¿En serio? Entonces supongo que un curl de bíceps también será malo para tus codos.

De hecho, el cuádriceps se encarga de extender la rodilla al igual que el tríceps se encarga de extender el codo, ¿Significa eso que debemos también evitar las extensiones de tríceps?

O dormimos todos en la cama o todos en el suelo…

Básicamente es improbable que este ejercicio pueda causar daño a tus rodillas más que nada porque sea cual sea la carga que estás moviendo, esa carga se magnifica tanto por la longitud de tus tibias como por la posición de desventaja mecánica. Por lo tanto, el tendón siempre va a tener que tirar hacia arriba con mucha más fuerza de la que la máquina te empuja hacia adentro evitando cualquier problema de fricción.

Vamos, que es un ejercicio totalmente seguro y uno de los mejores para trabajar los cuádriceps.

Así que ya sabes:

  • No hagas patadas de tríceps a no ser que sepas lo que estás haciendo y sea por un propósito concreto
  • El press declinado es igual o puede que más eficiente que otros tipos de presses y te aconsejo que lo pruebes.
  • No cambies aleatoriamente tus entrenamientos si lo que quieres es progresar (si quieres divertirte eso ya es otro tema diferente)
  • No le tengas miedo a las extensiones de cuádriceps, que no son malas en absoluto y el mito de que te van a destrozar las rodillas, es solo eso, un mito.

Deja un comentario

¡Más del 80% de los participantes suspenden este test! ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!