214. Cómo perder peso sin contar calorías

Antes de comenzar, quiero dejar claro que los consejos que vamos a ver a continuación para perder peso sin contar calorías, no tienen nada que ver con comer de forma intuitiva.

Comer de forma intuitiva es una filosofía hippie y absurda que solo te devolverá más de lo que ya tienes. Si es eso lo que quieres, perfecto, pero sino es así, entonces necesitas cierto control sobre tu dieta. Y comer de forma intuitiva no te proporciona ningún control.

Esto lo digo porque obviamente, si quieres mejorar algo, tienes que medirlo de alguna forma. Y aquí quiero ser cauto porque hay una frase de Einstein que yo comparto mucho siempre, que es:

No todo lo que se puede medir se debe medir y no todo lo que se debe medir se puede medir.

Albert Einstein

Es decir que los números no siempre son las respuesta, pero para mejorar tu alimentación yo soy de los que piensa que debes usar mecanismos para controlarla.

Habrá gente que decida contar calorías. Nada en contra. Personalmente no lo hago porque me parece mucho más complejo que simplemente tener un plan de alimentación y seguirlo.

Yo es que soy bastante simple.

Tengo mi plan de alimentación (en la academia te enseño a prepararte uno), y a partir de ahí, si necesito bajar de peso, reduzco el tamaño de las porciones, y si necesito subir, pues las aumento.

Como te he dicho, simple.

Pero sea como sea, necesitas un mecanismo para controlar tu alimentación.

Es como si quieres comprarte un coche sin saber el dinero que ganas, pues no vas a poder hacerlo porque no vas a saber cuánto te puedes permitir en el coche.

Sin embargo, algunos consejos que puedes aplicar para perder grasa sin la necesidad de tener un control exhaustivo sobre tu alimentación, son los siguientes.

Cómo perder peso sin contar calorías

1 Organización

Aunque no tengas un plan de alimentación establecido, sí que debes establecer los horarios a los que vas a comer. Por ejemplo, 3 comidas al día, o 4 comidas al día, o 5, o las que sean.

Pero solo debes comer en ese horario, sin picotear entre horas, porque muchas veces, los frutos secos que te metes para saciar el hambre, la barrita energética que como es pequeña parece que eso es como comer aire, el cuadradito de chocolate que es diminuto… Todo eso al final añade una barbaridad de calorías si lo haces a diario, porque piensa que aunque sean solo 200 calorías extra, eso a la semana son 1400 calorías de tonterías que vas comiendo cuando no es tu hora de comer.

2 Carbohidratos + Proteína

Para montar cada comida que hagas, simplemente escoge una fuente de proteína + una fuente de carbohidratos.

Ejemplo: Ternera + Patatas, Pollo + Arroz, Queso fresco batido 0% + Copos de avena.

Luego evidentemente puedes añadir las verduras que tú quieras sin ningún tipo de restricción. Ten en cuenta que nadie se ha puesto gordo nunca por comer demasiadas espinacas.

3 Utiliza platos pequeños

Es curioso porque esto es justo la estrategia opuesta que yo utilizaba cuando quería ganar peso. Yo cuando quería ganar peso usaba platos y bowls grandes para que así me entrara más comida. Pues esto es lo mismo pero al revés, si no vas a contar calorías, ni gramos ni nada, al menos usa platos pequeños donde te entre menos comida y de esta forma pues estarás comiendo menos. Es de lógica.

4 No beber calorías

Esto es un error monumental. Si quieres perder peso, todas las calorías que entres al cuerpo deberías ser capaz de masticarlas.

Así que nada de zumos, refrescos, smoothies y otros brebajes, ni siquiera leche. No tomes calorías líquidas porque la saciedad con esos alimentos es nula y es una forma muy fácil de añadir un montón de calorías. Porque si, aunque tú no las estés contando, las calorías siguen contando igual.

5 Tomar buenas decisiones incluso en las situaciones menos favorables

¿Por qué digo esto? Porque hay veces que no podemos controlar nuestro día a día y por una cosa o por otra has acabado en un restaurante de comida rápida porque no te queda más remedio. Pues en esa situación que evidentemente no es la ideal, pero sigue siendo una situación en la que aún puedes tomar una mejor o peor decisión. Puedes pedir una ensalada en lugar de una hamburguesa por ejemplo, y si no quieres ser el raro que se pida ensalada en un Burger, puedes simplemente pedirte una hamburguesa y ya está.

Una hamburguesa de las normales, nada de menú happy no se qué… De hamburguesa XL con patatas, con aros de cebolla, con un mcflurry o no se qué. No, nada de esto.

Simplemente una hamburguesa con un agua o un refresco 0 y ya está. Pides solamente una cosa y así sigues haciendo esa actividad, sigues en la burbuja social, pero al mismo tiempo eres consciente de aquello que estás comiendo y sigues controlando la situación.

Porque te aseguro que perder peso se trata de controlar situaciones, no hay más. Porque una cosa que tienen en común todo el mundo que quiere perder peso y no lo consigue, es que cuando están en su casa, todo va bien, pero el problema lo tienen cuando tienen algún evento, algún cumpleaños, cena familiar…

Es cierto, estas circunstancias nos van a ocurrir a todos, pero la solución es bastante simple y se resume en lo que acabas de leer: tomar la mejor decisión posible dada la situación que tengas.

Porque tú no podrás decirle a tu suegra que no te haga unas migas, pero si que puedes comerte un plato pequeño de migas en lugar de una ensaladera. Es decir que al final, aunque no lo queramos ver, todo está bajo nuestro control y cuentes o no cuentes calorías, puedes aplicar diferentes estrategias que te impulsen a tomar una decisión en lugar de tomar otra.

Y de esto es de lo que se trata la pérdida de peso, o la ganancia de músculo o la transformación de tu estilo de vida. De decisiones que tomas y decisiones que no tomas.

La estrategia de la «S» para perder grasa sin contar calorías

Para poder «empaquetar» los consejos de arriba en una única estrategia, creo que la mejor de todas sería la Estrategia de la «S». Básicamente es una traducción mal hecha que hice yo de la «Capital S Directive» o la «No S Diet«, un libro que puedes encontrar en Amazon.

Libro que por cierto no he leído, pero esta estrategia viene de ahí.

Como podrás comprobar, esta estrategia tiene un sentido semántico y gramatical en inglés, pero en español no tiene mucho sentido, aunque la premisa es bastante clara.

  • No Snacks
  • No Seconds
  • No Spirits
  • No Sugar
  • No Sweets
  • No Supersizing

Y todo esto hacerlo cada día excepto uno de los días que empieza por S (Saturday o Sunday).

En español:

  • Nada de snacks.
  • Nada de segundos platos.
  • Nada de alcohol.
  • Nada de azúcar.
  • Nada de dulces.
  • Nada de tamaños grandes.

Y todo esto hacerlo cada día excepto uno: Sábado o Domingo.

Y simplemente con seguir esto, que si nos fijamos no es otra cosa que reducir la cantidad de calorías que ingieres, pues es un gran punto de partida para bajar de peso sin necesidad de estar contando continuamente las calorías que estás consumiendo.

Y para acabar, quiero recalcar que para mi, la mejor forma de conseguir perder peso, ganar músculo o cualquier otra cosa, es a través de un plan de alimentación, ya que para mi, esa es la mejor forma de controlar mi dieta. Sin embargo, si tú no quieres hacerlo, pues tanto la «Estrategia de la S» junto con el resto de consejos te ayudarán a lograr perder peso sin tener que contar calorías.

Deja un comentario

¡Más del 80% de los participantes suspenden este test! ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

Privacidad

You have Successfully Subscribed!