183. ¿Cómo saber si tengo una buena genética?

Elegir bien a tus padres es una ventaja muy poderosa a la hora de mejorar nuestro físico, así que hoy vamos a ver todo lo que hay detrás de la genética y cómo podemos determinar si tenemos una buena o mala genética para ganar masa muscular y en definitiva para los deportes anaeróbicos en general.

Es cierto que no hay una única variable con la que podamos determinar si tenemos una buena o mala genética para construir masa muscular o perder grasa corporal, pero sí que hay varios factores, que sumados unos con otros pueden servirnos para saber cómo de buena es nuestra genética.

¿Tengo una buena o mala genética?

Lo primero que tienes que entender, es que no existe ni una buena ni una mala genética. Todo depende del contexto.

Es decir, yo puedo tener una buena o mala genética para hacer maratones o una buena o mala genética para jugar al baloncesto. Pero determinamos que es buena o mala comparándola con el resto de personas que corren maratones o que juegan al baloncesto.

Por eso, yo soy de los que cree firmemente que atletas de talla mundial como Michael Phelps, serían mediocres en cualquier otro deporte que no fuera la natación.

No me malinterpretes, los campeones como Phelps están hechos de otra pasta y seguro que podría destacar en cualquier otro deporte pero a nivel amateur, puede que semi-profesional, pero no a nivel de élite.

De hecho, eso es lo que le ocurre a Usain Bolt. Terminó con el atletismo y decidió pasarse al fútbol. Y puede que sea un futbolista decente, pero no lo va a fichar el Real Madrid ni el Barça.

Por eso yo creo que al final, tú no eres el que elige el deporte, sino más bien el deporte te elige a ti por tu capacidad genética, que luego tendrás que respaldar con un compromiso y una capacidad de trabajo aplastadora. Pero esto es algo que todos los deportistas de alto nivel tienen.

En eso coinciden todos los deportistas de élite: Tienen una ética de trabajo incuestionable.

A mi me gusta pensar que hubo un día en el que Michael Phelps aún no sabía nadar.

Pero volviendo al tema de la genética, y más específicamente dentro de la genética de alguien que quiere ganar músculo y dedicarse más a los deportes de carácter anaeróbico, hay una forma directa y fácil de ver si alguien tiene una buena o mala genética y es simplemente fijarse en las zonas corporales más difíciles de desarrollar.

La genética en el culturismo

Si hay un consenso global entre todos los culturistas (que al final son las personas que más masa muscular necesitan poner dado su deporte), es que hay 3 zonas puramente genéticas.

  1. Gemelos
  2. Antebrazos
  3. Cuello

Todo esto se entrena, está claro. Pero si ves a una persona que sin entrenar nunca, tiene unos gemelos marcados, unos antebrazos grandes y un cuello que parece un toro, da por hecho que esa persona tiene una genética envidiable para ganar masa muscular.

Esto sería un primer análisis para intuir si tenemos una mejor o peor genética , pero podemos hacer un análisis más profundo.

Analizando tu genética

Hay varios apartados que podemos analizar para hacernos una idea de cómo es nuestra genética.

1 Diferencias sexuales primarias

Esto está bastante claro, ¿Eres hombre o mujer?

Los hombres por norma general, van a ser capaces de ganar más masa muscular que las mujeres y esto es un hecho.

No significa que no haya mujeres más fuertes que los hombres, pero significa que un hombre va a tener un progreso más rápido que una mujer y que le va a costar menos trabajo simplemente por la diferencia en la producción de testosterona.

Es decir, si no existieran los géneros de hombre y mujer y solamente viéramos esta diferencia como grupos de personas. Por ejemplo, un grupo A (hombres) y un grupo B (mujeres). El grupo A tendría mejor genética para ganar masa muscular que el grupo B.

Esto es solo de forma general, pero puede haber hombres con muy mala genética (peor que la media de las mujeres) y mujeres con muy buena genética (mejor que la media de los hombres). Y para comprobar esto, necesitamos observar algunos factores más.

2 Diferencias sexuales secundarias

Todos sabemos que durante la adolescencia la testosterona está por las nubes, pero no todos los adolescentes muestran los mismos signos de producción de testosterona.

Estos son algunos signos de mayor segregación de testosterona:

  • Cuerdas vocales grandes.
  • Voz grave.
  • Nuez prominente.
  • Rostro muy marcado con líneas cuadradas.
  • Mucho vello corporal.

Así que si cumples la mayoría de estas características, puedes suponer que tienes una buena segregación de testosterona (lo que implica una mejor genética para ganar masa muscular e incluso perder grasa corporal).

3 Estructura corporal

Tener un esqueleto con huesos grandes y densos ayuda a soportar más masa muscular.

Si tienes una estructura más propicia para transportar más masa muscular, tendrás más posibilidades de crear esa masa muscular (siempre y cuando des un estimulo, claro).

¿Cómo es tu estructura? ¿Huesos largos y finos? ¿O huesos anchos y fuertes?

Esto será un factor muy determinante en tu potencial para ganar músculo.

4 Articulaciones

Otro punto que podríamos incluir dentro de la estructura, es el tipo de articulaciones que tienes.

Articulaciones grandes, te indican que tienes una estructura muy densa, especialmente la medida de la muñeca y del tobillo.

Por lo que si tienes muñecas y tobillos gruesos, puedes suponer que tienes una buena estructura para ganar masa muscular, aunque hay que tener cuidado especialmente con los tobillos, ya que gente obesa y con sobrepeso puede pensar que tiene una articulación densa cuando en realidad solo es grasa. Por eso no tienes que fijarte en el diámetro general, sino más bien en el diámetro del hueso.

Medidas de referencia de la muñeca:

Mujeres

Menos de 160cm

  • Pequeña: Menos de 14cm
  • Mediana: Entre 14 y 14,6cm
  • Grande: Mayor que 14,6cm

Entre 160 y 168cm

  • Pequeña: Menos de 15,25cm
  • Mediana: Entre 15,25 y 16cm
  • Grande: Mayor de 16cm
Hombres

Más de 168cm

  • Pequeña: Entre 14 y 16,5cm
  • Mediana: Entre 16,5 y 19cm
  • Grande: Mayor de 19cm

*Estas referencias están sacadas de la US National Library of Medicine (aunque las conversiones a sistema métrico las he hecho yo)

Medidas de referencia del tobillo

  • Mujeres: 21,9 +- 1,3cm
  • Hombres: 23,5 +- 1,5 cm

*Estas medidas están sacadas de la investigación de Karakas & Bozkir (2007)

5 El tamaño de cuando naciste

Hay una razón por la que los espartanos abandonaban a los niños frágiles y pequeños.

Lógicamente no lo estoy defendiendo,  solo digo que el peso que tienes cuando naces tiene una relación en lo musculoso que puedes llegar a ser cuando eres adulto.

Y para que tengas una referencia, el peso medio al nacer es de 3,4 kilos. Por lo que si pesaste más que eso, es un indicador de buena genética para ganar músculo y si pesaste menos, es un indicador menos esperanzador.

6 Ratio 2D:4D

Un factor que puede que no conocieras y que influye en tu genética, es la diferencia entre la longitud de tu dedo anular y tu dedo índice (de la mano derecha).

Cuanta más diferencia haya entre la longitud de estos 2 dedos, mayor predisposición prenatal tuviste a la testosterona. Así que si tienes un dedo anular significativamente más largo que el índice, eso puede significar una mayor exposición prenatal a la testosterona y con ello, un mayor potencial genético.

7 Longitud muscular

Tener músculos más largos, y ojo, digo músculos más largos, no huesos más largos, sí que es un indicador de una mejor genética para ganar músculo porque podrás tener un aspecto más denso.

Una forma muy fácil de verlo es en el bíceps. Si flexionas el codo 90 grados y haces fuerza con el bíceps, (lo que se llama sacar bola de toda la vida), si ves que entre el antebrazo y la bola del bíceps hay un espacio muy pequeño, es una buena señal porque significa que tienes unos músculos más largos, pero si tienes mucho espacio, por ejemplo si te caben 3 o 4 dedos entre el bíceps y el antebrazo, no serían músculos muy largos y por tanto no hay tanta materia prima para generar músculos grandes.

No significa que no puedas tener músculos grandes, de hecho, probablemente el pico del bíceps se te vaya a notar mucho más y estéticamente eso es algo que a mucha gente le gusta, pero a nivel de densidad muscular, vas a tener una desventaja.

Vuelvo a repetir que esto no significa que no puedas ganar mucha masa muscular. Digo que ganarás menos que si tuvieras los músculos más largos.

Larry Scott
Jeff Cavaliere

Si te fijas en estas 2 fotografías, verás que ambos tienen un físico increíble, pero Larry Scott tiene un aspecto mucho más denso que Jeff Cavaliere, que tiene una apariencia más puro ectomorfo, con líneas más rectas. No es el mismo look porque no es la misma genética.

8 Otros factores a tener en cuenta

No todos los factores que implican una buena o mala genética son visuales. Hay muchas otras cosas que también intervienen en la construcción de masa muscular y por tanto son factores dependientes de tu genética. Ejemplos:

  • Capacidad de digestión y asimilación: Al final, si no digieres bien los alimentos que consumes, no podrás aprovechar al máximo sus nutrientes.
  • Capacidad de recuperación: Si eres capaz de recuperarte más rápido, podrás entrenar más y más duro, por lo que a la larga, también será determinante en tus resultados.
  • Umbral del dolor: Hay mucha gente que la ves entrenar y piensas que ya no puede más con esa serie, pero te saca otras 5 o 6 (o más) repeticiones cuando cualquier otra persona ya se habría parado. Pues esto también influye en tus resultados.

Esto solo te sirve si quieres ser Mr Olympia

Los Mr Olympia son las personas con más músculo del mundo, y si te fijas en ellos, suelen juntar casi todas estas cualidades.  Una estructura ideal, un buen sistema inmune, sistema digestivo, buena tolerancia al dolor etc. No es simplemente un rasgo, sino que es un conjunto de rasgos los que te hacen ser en este caso el mejor del mundo o de los mejores del mundo.

No te desanimes

El tener mejor o peor genética solo significa que vas a tardar más o menos en progresar, pero a menos que tu sueño sea ser Mr Olympia, no te tienes que preocupar.

Y te digo más, según todo esto yo tengo una genética bastante mala.

Tengo extremidades largas y poco densas, articulaciones estrechas y pequeñas, la cara ovalada, el cuello delgado, los gemelos muy normales, la voz, la que escuchas cada semana en el podcast, el dedo anular y el índice prácticamente iguales, huesos largos pero músculos cortos (me caben 3 dedos entre el antebrazo y el bíceps).

Y aún así creo que tengo un físico decente, pero tampoco me preocupa. Cada uno juega con las cartas que tiene y como siempre digo, esto no es cuestión de resultados, es cuestión de forjar un estilo de vida y disfrutar haciéndolo.

Recuerda que no hay final feliz para un viaje infeliz.

Deja un comentario

¡Enfréntate a un reto!

Más del 80% de los participantes suspenden este test ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

You have Successfully Subscribed!

Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

You have Successfully Subscribed!