120. Brócoli vs Tarta ¿Cuál es tu relación con los alimentos?

Hoy vamos a hacer algo práctico. Vamos a hacer un ejercicio de auto-reflexión para conocer cuál es nuestra relación con los alimentos.

Este ejercicio se basa simplemente en que pienses en la verdura o vegetal que más comes durante la semana. En otras palabras el que más te gusta o el que menos te disgusta según el caso. Pero quiero que pienses en ese alimento.

Y luego, que pienses también en el alimento que más te gusta. El que más placer te produce.

Estos alimentos son muy personales. Cuando expuse este ejercicio en Instagram, utilicé una fotografía de brócoli y otra de tarta para ilustrar esto. Pero pueden ser cualquier otros.

Y el experimento es simplemente preguntarnos a nosotros mismos:

¿Cuál de los 2 realmente quiero?

Es muy sencillo y la respuesta no podía ser más simple. O escoges un alimento o escoges el otro. No tiene más.

La clave de este experimento es ver cuál de los 2 escoges para darnos cuenta de cómo funciona nuestro cerebro.

Y es que, la química del cerebro existe y ante esta situación, siempre va a primar la naturaleza emocional antes que la necesidad racional ¿Esto que significa?

Que todos nosotros vamos a escoger siempre el pastel antes que el brócoli. Y si por algún casual te estás diciendo a ti mismo que lo que quieres es el brócoli, te estás autoengañando, porque siempre nos vamos a inclinar hacia el pastel.

¡Nadie quiere nunca el brócoli!

Nuestro cerebro está programado para buscar siempre los alimentos hiperpalatables. Las galletas, los pasteles, las chucherías… Da igual, cualquiera que sea el alimento que has escogido. Siempre vamos a querer ese.

Objetivos del ejercicio

El primer objetivo de este ejercicio es que esa gente que ha escogido el brócoli, se de cuenta de que se están autoengañando. Si has escogido el brócoli, no es porque lo quieras, es porque piensas que deberías quererlo. Y por eso, esto es muy impactante especialmente para las personas que tienen problemas alimenticios, porque creen que tienen que escoger el brócoli.

Pero el problema de esto, es que no puedes darle ordenes a tu cerebro para que cambie su naturaleza.

Y si no lo aceptas y sigues repitiéndote que quieres el brócoli te vas a seguir autoengañando. Y el problema de esto es que jamás vas a conseguir cambiar nada de ti, si lo que haces es engañarte continuamente. Y esa es una de las razones de que la gente se frustre tanto con las dietas y con la alimentación, porque se mienten a si mismos.

La decisión de escoger el brócoli en lugar del pastel, es una decisión racional, no emocional. Y esa decisión se debe de tomar desde una madurez alimentaria.

El segundo objetivo del ejercicio es que habrá mucha gente que haya escogido el pastel, pero desearía haber escogido el brócoli, y se sienten mal. Se sienten culpables por haber escogido el pastel en lugar del brócoli.

Pero es que, cuando entiendes que eso es un comportamiento natural, no deberías sentirte culpable porque has escogido lo que la naturaleza te ha programado para escoger.

Entonces ambos, tanto quien ha escogido el brócoli, como quien ha escogido el pastel pero le gustaría haber escogido el brócoli, tienen que darse cuenta de cómo funciona realmente nuestro cerebro.

Tienes que escoger el brócoli. Si no escoges el brócoli es que eres un blando de mente

Esa es la filosofía No Pain No Gain que tanto daño está haciendo.

Si aún no me crees y piensas que este funcionamiento del cerebro me lo estoy inventando, solo quiero que veas lo que le pasa a un bebé la primera vez que prueba el chocolate.

Mira:

Y un bebé, hasta ese momento no tiene ninguna atadura emocional con el chocolate. No ha visto los anuncios de Eva González ni le han dicho nunca que el chocolate es un sustituto del sexo.

Y sin embargo, eso es lo que realmente ocurre cuando encendemos ese centro de recompensa del cerebro.

Y la próxima vez que ese bebé vea chocolate en algún sitio, lo va a querer, porque se va a acordar de esa sensación que le produce ese alimento. Y cuando sea mayor igual.

Esto funciona así, y negarlo no te lleva a ningún sitio.

¿Qué debo hacer ahora?

Lo primero que tienes que hacer si quieres tener una relación más sana con la comida y si quieres ver cambios en tu físico es aceptar que esto te va a ocurrir. Que siempre te vas a inclinar hacia esos alimentos y que eso es algo natural.

Y tienes que ser tú, desde una madurez alimentaria el que decida consumir un alimento u otro de forma racional. Pero esos sentimientos que tienes por el chocolate, o por el helado, no van a desaparecer nunca porque forman parte de nuestra naturaleza.

Así que no te sientas mal por que te atraiga el olor a pan recién hecho. Es así como funciona tu cerebro. Acepta la realidad. Como digo siempre: Una mente tóxica solo podrá construir un cuerpo tóxico.

Valoraciones
Fecha de valoracion
Utilidad
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

¡Enfréntate a un reto!

Más del 80% de los participantes suspenden este test ¿Y tú?

Escribe aquí la dirección de email donde quieres que te envíe el test para que lo puedas completar y compruebes lo que realmente sabes de fitness

He leído y acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!